Enlace Anna y Roger en Mirador del Montserrat

¡Muy buenas! ¡Ya estoy por aquí de nuevo! Tal y como os mostré en el anterior post, tuve la oportunidad de hacer la sesión de preboda a Anna y Roger. Ello me sirvió para conocer a esta pareja de Reus. ¡Una pareja encantadora, de verdad! Durante la sesión de preboda pude acercarme a ellos y saber qué tipo de fotografía buscaban para la sesión de su boda. ¡Y lo cierto es que en seguida nos entendimos!

El pasado 2 de setiembre tuvo lugar el enlace en el restaurante Mirador del Montserrat, situado en Santpedor, a una hora en coche de Barcelona. He de decir que tuvimos la suerte de jugar con todos los factores a nuestro favor: un lugar precioso, un día radiante y unos novios espectaculares!

Pero empecemos por el principio. Eran las 10 de la mañana y ya se palpaban en el ambiente esos nervios que presagiaban un día inolvidable. Como os podéis imaginar, ¡empezaron los preparativos en casa de la novia!

Los preparativos del novio no eran para nada menos importantes. Puede que no necesitara dos horas de peluquería, ni la ayuda de dos personas para ponerse su traje… ¡Había otras muchas cosas que preparar antes del gran momento!

Y una vez tuvimos todos los ingredientes listos, tan sólo fue cuestión de dejar que todo cogiera la forma adecuada de lo que fue, para mi, una boda exquisita.

Desde el momento en el que la novia bajó del coche empecé a captar a través de la lente de mi cámara todos aquellos instantes clave que, poniéndome en la piel de los novios, me hubiera gustado conservar. Expresiones, emociones, sonrisas, lágrimas… Todo ello pasando lo más desapercibido posible, sin alterar nada. ¡Y lo cierto es que esta pareja conecta tan bien que las fotografías salían solas!

Durante la sesión de fotos de rigor con los novios nos sentimos muy a gusto los tres. ¡Me sentí como un invitado más! Y ellos se lo pasaron genial. ¡Se divirtieron como niños y se “desmelenaron” como nunca!

Y lo cierto es que los interiores del restaurante ayudaron mucho. Sus amplios jardines fueron el escenario perfecto. ¡Incluso aprovechamos un parque infantil!

Y la fiesta continuó y presencié un montón de momentos divertidos y emotivos… Pero mostrar esas imágenes ya es cosa de los novios! Así que daré por acabada aquí esta publicación.

Para finalizar este post os recuerdo que si queréis tener unas fotografías como las que hice a Anna y Roger, no lo dudéis más y ¡contactad conmigo!

¡Hasta la próxima!

Casarse al aire libre: ventajas e inconvenientes

Hoy aportaré mi visión sobre un tema que os interesa si todavía estáis buscando un lugar donde celebrar vuestra boda. Casarse al aire libre es algo que seguro que muchos de vosotros habéis pensado alguna vez.

¡Mi humilde opinión es que casarse al aire libre es lo mejor que podéis hacer! Y a continuación os explicaré mis razones.

Aun así, también me veo obligado a mencionar ciertos inconvenientes que veremos a continuación.

Ventajas de casarse al aire libre

Para empezar tenemos que romper con el tópico de casarse en una iglesia. ¡Estoy seguro que podéis encontrar cientos de lugares mejores en los que os podéis sentir más cómodos!

Tendréis fotografías increíbles, dignas de revista. ¡Podéis echar un vistazo al enlace de Anna y Roger para ver las preciosas fotografías que les hice!

Conseguiréis un ambiente mucho más familiar y cercano.

Olvidaos de que no está a vuestro alcance.

Muchos de vosotros no vais a la iglesia de forma habitual. ¡O no soléis hacerlo! ¡Por qué deberíais hacerlo el día más importante de vuestras vidas?

Hablando de iglesias… son sitios muy oscuros, ¿no os parece? Lo bueno de casarse al aire libre es que dispondréis de toda la luz natural que queráis. Por lo tanto, eso significa que haréis un favor al fotógrafo, pudiendo tomar mejores fotos!

Actualmente muchos restaurantes y casas rurales disponen de grandes espacios donde poder celebrar el momento del enlace. ¡Así, no os tendréis ni que desplazar!

Cualquier espacio es bueno, ¡incluso en medio del bosque! Imaginaos casaros en un sitio único y especial para vosotros.

Inconvenientes (¡no es para tanto!)

Seguramente estaréis pensando… ¿pero Joan, y si llueve? ¡Tranquilos, hay cosas peores! De hecho, depende de la época del año en la que os caséis, es bastante probable que llueva. ¡Pensad que saldrían fotos muy divertidas y originales! La lluvia no tiene porqué ser un mal recuerdo, sino todo lo contrario.

El tema de la logística puede suponer un problema pero no es tan complicado como parece. Como veis en la fotografía, unas simples balas de paja hacen la función de bancos para los invitados. Actualmente podréis encontrar fácilmente empresas que se dedican a la decoración de bodas. Alguna de esas empresas son Floristeria Naniunabodaoriginal.es, nuovipiatti o atmosfera.


 

Como veis son muchas más las ventajas que los inconvenientes.

¡Espero haberos ayudado a decidiros con este post! ¡Hasta la próxima!