La pedida de mano más original durante el confinamiento

Son tiempos difíciles, no os lo negaré. ¡Pero no todo son malas noticias! Os voy a demostrar que el amor existe incluso en tiempos de coronavirus. Ésta quizás sea la pedida de mano más original durante el confinamiento en el que nos encontramos.

Los protagonistas de esta historia son una pareja de Sabadell. Erik nos va a contar cómo le pidió la mano a Laia mientras cenaban en París de manera virtual. Sí, sí, habéis leído bien. ¡Erik convirtió el salón de su casa en un romántico restaurante de París! ¿Y Laia? ¿Dijo que sí? ¿Quieres saber cómo empezó y acabó esta historia?

CÓMO EMPEZÓ TODO

Conozco a Laia desde hace un par de años aproximadamente ya que coincidíamos en clases de Lindy Hop. Laia empezó a salir con Erik hace justo un año y desde el primer momento pensé que hacían muy buena pareja. Vi que eran inseparables. ¡Incluso Laia consiguió que Erik se apuntara también a clases de baile con ella, cosa que al principio parecía impensable!

Con todo esto del confinamiento, hacía tiempo que no sabía nada de Laia. ¡Y cuál fue mi sorpresa al ver ésta fotografía en mi feed de facebook!

pedida-de-mano

Sí, eso que veis es un anillo de compromiso. ¡Laia y Erik se iban a casar! Como no podía ser de otra manera, rápidamente me puse en contacto con Laia para darles la enhorabuena. Entonces pensé que no debió ser nada fácil para Erik pedirle a Laia si se quería casar con ella debido al estado de alarma a causa de la pandemia. En ese momento me planteé varias preguntas como; ¿De dónde sacó el anillo de prometida? ¿Cómo se lo pidió? ¿Por qué pedir la mano durante el confinamiento? ¿Cómo se lo comunicaron a sus respectivas familias y amigos?

Fue entonces cuando se me ocurrió que los protagonistas de esta historia deberían responder a todas esas preguntas (ya sabéis que me encantan las historias, y más si éstas tienen un final feliz). Y nada me gustaría más que compartir esta historia con vosotros. Así pues, me puse en contacto con Laia y le pregunté si se atreverían a contar su historia para mi blog. ¡Y no sólo aceptaron a hacerlo, sino que me enviaron un video donde lo cuentan con todo lujo de detalles!

¡Y la historia resultó ser más sorprendente de lo que imaginé!

LA VIDA ES LO QUE PASA MIENTRAS HACES PLANES

Como a todos vosotros, el coronavirus no entraba en los planes de nadie. Todos teníamos una agenda llena de trabajo, clases presenciales, cenas con amigos y todo tipo de actividades. Incluso teníamos marcado en el calendario días muy especiales programados con meses de antelación.

Erik tenía un día muy especial marcado en el calendario. Un día inamovible. Desde el mes de Noviembre tenían reservado un viaje a París, ¡la ciudad del amor! Y ésa fecha era nada más y nada menos el 13 de Marzo. ¡El día siguiente se declaró el estado de alarma debido al COVID-19! Así que tuvieron que cancelar el vuelo. Valoraron la posibilidad de ir en coche a París, pero era demasiado arriesgado, así que decidieron quedarse en casa desde ése mismo viernes. Todo lo que Erik tenía planeado pareció desvanecerse. Laia vio la decepción en los ojos de Erik.

RESILIENCIA: CAPACIDAD DE REACCIONAR POSITIVAMENTE ANTE DIFICULTADES

Erik tenia clarísimo que se quería casar con ella, y no podía esperar más en pedírselo. Fue entonces cuando Erik le comentó a Laia qué le parecía si de todas maneras organizaban una cena romántica en casa. Le dijo que, ya que no podían ir a París, París podría ir a ellos. 

Así que organizaron una cena temática, vestidos con sus mejores galas, mientras Erik proyectaba imágenes de la Torre Eiffel en una pantalla. Prepararon un menú exquisito, con todo tipo de manjares franceses. 

Tras un rato charlando de la vida, Erik ya no podía aguantar más. Así que decidió que llegó el momento de pedirle la mano a Laia. No os voy a desvelar lo que pasó a continuación. ¡Creo más conveniente que os lo cuenten ellos mismos, los protagonistas de la historia!

¿Cuántas fotos entregas?

En la mayoría de ocasiones los novios me preguntan cuántas fotos suelo entregar en un reportaje de boda. Es cierto que el número de fotos variará mucho dependiendo del fotógrafo. Pero, ¿cuál es el numero correcto de fotografías que debe entregar un fotógrafo de bodas...

Enlace Anna y Roger en Mirador del Montserrat

¡Muy buenas! ¡Ya estoy por aquí de nuevo! Tal y como os mostré en el anterior post, tuve la oportunidad de hacer la sesión de preboda a Anna y Roger. Ello me sirvió para conocer a esta pareja de Reus. ¡Una pareja encantadora, de verdad! Durante la sesión de preboda...

¿Queréis ser los protagonistas de historias como ésta? ¡Contacta conmigo!

¡SÍ, QUIERO!