Postboda en el campo

Postboda en el campo

Me apetecía mucho hablar sobre esta postboda. Una de las sesiones de postboda más divertidas que he podido disfrutar. Anabel y Olga fueron las protagonistas de una sesión de fotos de postboda natural y divertida, donde se mostraron tal y como son. Una sesión de fotos donde las pude acabar de conocer. Hicimos la sesión de postboda en el campo, en la plana de Vic. ¿Te vienes conmigo? ¡Vamos!

Una postboda al amanecer

Arrancamos el coche a eso de las 7 de la mañana Carme y un servidor para reunirnos con las novias en la Garriga, donde nos esperaban. Queríamos hacer la postboda al amanecer para aprovechar la posición del sol tan favorable para las fotos a primera hora de la mañana.

Vestidas con el vestido de novia, tal cuál acabó después del día de la boda, empezamos a desplazarnos hacia nuestro destino por la serpenteante C-17. El maquillaje casi logró ocultar las ojeras de nuestras novias, pues nos contaron que la noche anterior tuvieron fiesta en casa con sus amigos hasta muy tarde. Pero no importaba. Estaban muy ilusionadas por la sesión de fotos de postboda.

Una sesión de fotos divertida

Entre anécdotas varias durante el trayecto en coche, pues ya había bastante confianza entre nosotros, dimos con un lugar que despertó mucho mi curiosidad. Se trataba de unas balas de paja con emojis dibujados, situadas en una gran pradera junto a la carretera. Decidimos que sería una buena idea apartarnos de nuestro destino por un momento para tomar las primeras fotos del día. Así que volantazo a la derecha, camino de grava y a pisar el barro.

Como no es de extrañar, por esa zona y en gran parte de la comarca de Osona, es muy frecuente la niebla. Si a eso le sumamos la posición del sol, que era perfecta, y unas novias espectaculares… ¡BOOM! Todos los ingredientes para hacer una sesión de fotos muy divertida. Y para ser las primeras, creo que fueron mis favoritas del día. ¿Acaso no os pasa que las cosas sin planificar salen mejor? En mi caso, puedo decir que los momentos más felices de mi vida han sido sin planificar. Como deben ser. Naturales, como la vida misma. Y así de naturales lucieron sus vestidos de novia Anabel y Olga durante la sesión de fotos de postboda en el campo, entre balas de paja, tierra y niebla.

Fotos con humo de colores

Después de haber empezado el día con buen pié, nos fuimos hasta Sant Julià de Vilatorta y llegamos a Les Set Fonts. Los tonos marrones de las hojas que cubrían el suelo hacían de ése paisaje el lugar perfecto para continuar con la sesión de fotos. ¡Pero cuál fue nuestra sorpresa al llegar y ver que la parte donde tenía pensado hacer la sesión de fotos estaba en obras! Tras la decepción, pensamos que todavía podíamos aprovechar el lugar para hacer otras tomas. Una vez más, las chicas se lo pasaron en grande, reímos, jugamos al juego de las preguntas, se tiraron por una tirolina… e incluso hicimos algunas fotos con humo de colores. ¡Por cierto, es muy importante que antes de usar las bengalas de colores tengáis en cuenta hacia qué dirección sopla el viento!

¡Dejo que juzguéis vosotras y vosotros mismas los resultados de ésta sesión de postboda en el campo!

postboda-perro
postboda-divertida
foto-postboda-divertida
vestido-novia-postboda
trash-the-dress
postboda-lgtbi
sesion-fotos-gay
novias-divertidas
postboda-etnica
ethnic-postwedding
postwedding-photography
postboda-natural
humo-colores
elopement
fotografo-postboda
postboda-rural
ideas-divertidas-postboda
vestidos-novia-postboda
postboda-gay
sesion-fotos-boda-gay
humo-colores-boda