Edición de fotografías de boda

Cualquier fotógrafo de bodas sabe que cada momento es único. Y por ello cada fotografía debe ser única.

Realizar un reportaje de boda, no es tarea de un único día. Antiguamente, cada fotógrafo de bodas debía tener un estudio de revelado fotográfico. ¡Ya sabéis, de esos cuartitos con la luz roja! Se pasaban horas revelando las fotografías que habían tomado, aplicando los productos químicos necesarios. Posteriormente, esta labor se delegó a laboratorios fotográficos que hacían el proceso de revelado.

Pero aún así, sólo ha cambiado el procedimiento. Actualmente, el proceso de revelado ha pasado a ser informatizado, con la ayuda de programas de edición fotográfica como Lightroom o Photoshop.

El revelado, la segunda parte de mi trabajo

La segunda parte de mi trabajo como fotógrafo se basa en el revelado de las fotografías del reportaje de boda.

Cada fotografía se edita de forma individual, conservando la misma estética en todo el conjunto de fotografías.