Dónde buscar un fotógrafo de bodas y no morir en el intento

Hoy es un día perfecto para sentaros tranquilamente en casa y tomar una decision muy importante acerca del día de vuestra boda. Exacto, el fotógrafo. ¿Dónde buscar un fotógrafo de bodas y no morir en el intento? Con este post pretendo daros a conocer de la forma más objetiva posible los medios por lo cuales podéis buscar un fotógrafo de bodas y daros algunos consejos.

El factor “tiempo”

Normalmente, el fotógrafo es una de las primeras cosas que debéis contratar junto al restaurante. Es muy importante que reservéis al fotógrafo con antelación ya que seria una pena encontrar al fotógrafo ideal y que no esté disponible para la fecha de vuestra boda.

Y cuando hablo de contratar al fotógrafo con tiempo no me refiero con un par de meses de antelación. ¡Si os casáis dentro de un año, no lo pospongáis! Pero tranquilos, si estáis leyendo estas líneas en el mes de septiembre y os casáis en primavera – verano, ¡aún estáis a tiempo!

Dónde encontrar un fotógrafo de bodas de confianza

En los tiempos que corren pensaréis que ésta pregunta tiene una fácil respuesta: internet. Pero no tan rápido. Hay otras maneras efectivas de encontrar a un fotógrafo de confianza.

El boca a boca

Yo prefiero decir “el boda a boda”. Con esto me refiero a que seguro que conoceréis amigos, familiares, vecinos o compañeros de trabajo que se han casado recientemente. Os recomiendo pedirles opinión y poder ver de esta manera el material que les ha entregado el fotógrafo. Es una muy buena opción para no correr riesgos y saber de antemano que el fotógrafo es de confianza.

Pros: Sabéis qué tipo de fotografías vais a obtener.

Contras: Es posible que el fotógrafo que os guste no esté disponible para vuestra fecha. No perdáis la oportunidad de conocer a otro excelente fotógrafo de bodas.

Google

Obvio, ¿no? Es muy probable que lo primero que hagáis sea buscar en vuestro buscador las palabras “fotógrafo de bodas + vuestra ciudad de residencia, por ejemplo: “fotógrafo de bodas en Barcelona”.

Pros: Podemos decir que es el método más rápido.

Contras: Los fotógrafos que salen en las primeras posiciones de los resultados de la búsqueda, no significa que sean los mejores. En los primeros resultados salen los enlaces pagados, es decir, fotógrafos que han pagado para que su página web aparezca en los primeros resultados de vuestra búsqueda.

Los fotógrafos que aparecen en las primeras posiciones a continuación de los enlaces pagados son los fotógrafos más solicitados (y puede que también los más caros, si lo que os interesa es ahorraros unos eurillos). ¡Así que si os interesa contratar uno de ellos, más vale que lo hagáis con muchos meses de antelación!

Bodas.net

El portal de bodas por antonomasia. En esta conocida web es muy probable que dediquéis varias horas de vuestra vida en buscar fotógrafo, restaurante, joyería, floristería, decoración, etc.

Pros: Hay muchísimos fotógrafos donde elegir. Tenéis referencias de otros novios para saber si el fotógrafo es de confianza.

Contras: Puede que el fotógrafo que elijas viva lejos y eso hace que sea difícil veros en persona.

Aprovecho para hacer un poco de autopromoción y decir que podéis visitar mi perfil en bodas.net en este enlace.

Facebook

En los tiempos que corren, todas las empresas tienen facebook. Y si no tienen, ¡sospechad! Facebook es una herramienta muy poderosa tanto para fotógrafos como para los novios. Es muy útil para valorar al fotógrafo que estéis consultando mediante los comentarios de la gente. Normalmente, a través de la página de facebook podéis acceder a la web del fotógrafo y conocer todo su trabajo.

Pros: A través del chat de facebook es muy fácil enviar un mensaje para ponerse en contacto con el fotógrafo.

Contras: Muchos fotógrafos pagan por poner anuncios en facebook, así que recibiréis un bombardeo de anuncios desde el momento en el que  visitéis páginas webs relacionadas con el mundo de las bodas.

Restaurantes

En ocasiones hay restaurantes que tienen a un fotógrafo en “plantilla”, o incluso a varios donde elegir. De esta manera, al ir a ver el restaurante elegido también puedes preguntar por el fotógrafo y matas a dos pájaros de un tiro. Es la opción más cómoda y rápida si no tenéis mucho tiempo para organizar vuestra boda.

Pros: El fotógrafo se conoce muy bien el restaurante. Gracias a ello, sabe muy bien dónde posicionarse para lograr buenas fotografías.

Contras: Puede que el fotógrafo sea poco original. Al conocer bien el lugar, es posible que haga fotografías similares a todos los novios, repitiendo posados en los mismos sitios.

La tienda del barrio

El fotógrafo de toda la vida. Ha hecho las fotos de comunión de vuestro sobrino, vuestras fotos de carnet, etc. Normalmente el fotógrafo que tiene una tienda física se dedica a muchos campos de la fotografía y no está especializado únicamente en bodas.

Pros: Sabéis dónde encontrarlo. Estará disponible para vosotros cada vez que os acerquéis a su estudio en horario comercial.

Contras: Al tener que atender muchos otros encargos de otro tipo y al estar a cargo de la tienda, puede que tarde mucho tiempo en preparar las fotografías de vuestra boda.

Ferias de bodas

El lugar perfecto para dedicar el día entero con vuestra pareja y salir de la feria con restaurante, fotógrafo, coche de alquiler, lo que haga falta!

Pros: Podéis conocer al fotógrafo desde el primer momento. Os responderá cualquier duda que tengáis en persona. Podréis pedir que os enseñe catálogos y álbumes de fotos.

Contras: No por el hecho de poder permitirse un stand significa que el fotógrafo sea de más calidad que otros que podáis encontrar. ¡No perdáis la oportunidad de conocer a otros fotógrafos!

Consejos

Brevemente, repasaré algunos puntos que debéis tener en cuenta al buscar un fotógrafo de boda:

  • Antes de la boda, aseguraos de que el fotógrafo os conozca bien y sepa qué tipo de fotografías buscáis.
  • El contacto telefónico con el fotógrafo es imprescindible.
  • Contactad con el fotógrafo de nuevo al menos un mes antes de la boda, por si surge cualquier imprevisto. Informadle acerca de los horarios marcados del día de la boda.
  • El fotógrafo os ha de hacer firmar un documento conforme cedéis vuestros derechos de imagen. Si decidís no firmar, el fotógrafo tendrá PROHIBIDO publicar cualquier fotografía vuestra en internet y redes sociales.

  • Tened en cuenta que las fotos de vuestra boda son para toda la vida, sí, como un tatuaje. Así que, en mi opinión, tened en cuenta eso y no os dejéis llevar por un estilo de fotografía con filtros vintage que están tanto de moda. No digo que no sea bonito, pero puede que no os guste dentro de 10 años.
  • Mirad siempre que las opiniones acerca del fotógrafo sean reales. Para ello, es muy útil el portal Bodas.net, ya que podréis ver que las novias dejan constancia de que les ha hecho las fotos ése fotógrafo.
  • Al ver las fotografías de cualquier fotógrafo, fijaos que sepa captar todos los momentos importantes en una boda. Momentos que no pueden faltar. Incluso aquellos que pasen desapercibidos por vosotros. Las emociones captadas en los rostros de los invitados también expresan mucho de lo que se está viviendo en ese momento.

Espero que este post os haya servido a muchos para aclarar algunas dudas. Y si os ha creado más dudas aún, podéis contactar conmigo, ¡estoy a vuestra disposición para resolverlas!

Publicado en Consejos y etiquetado , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *